martes, 17 de junio de 2008

Los jóvenes febreristas apoyamos a los socialistas de Europa, en su lucha contra la directiva para aumentar el máximo de horas de trabajo semanal a 65 horas.
Esa medida sería, claramente, un retroceso, y un insulto para los miles de obreros y trabajadores que lucharon por las 8 horas.

En el Paraguay, con la Revolución de Febrero, se lograron, entre otras cosas, las 8 horas. Sin embargo, por culpa de gobiernos dictatoriales y conservadores, hoy en dia, esa ley no es respetada.

Luchemos por un mundo mas justo compañeros!