lunes, 11 de agosto de 2008


Este viernes 15 de agosto empezará para el Paraguay una nueva etapa; la realmente democrática, con la asunción del compañero Fernando Lugo. Quedaron atrás 61 años de dictadura y conservadurismo. Quedaron atrás, pero no olvidados, para no tener que volver a repetirlos.


La Juventud Revolucionaria Febrerista, junto al Partido Revolucionario Febrerista, velará por el cumplimiento de las políticas progresistas del nuevo gobierno, para así lograr un nuevo Paraguay con equidad y justicia social.


Desde ya, la Juventud Revolucionaria Febrerista saluda al nuevo presidente Fernando Lugo, que con la ayuda de los sectores progresistas de la sociedad paraguaya, gobernará para todo el país.